Noticias

Epifanía del Señor



06 de Enero de 2018
Redacción
(0) Comentarios

Comentario a la Solemnidad de la Epifanía del Señor, de la mano de Osvaldo Aparicio ss.cc. ¡Felices Reyes!


Su mensaje puede resumirse en estas tres palabras: universalidad, gratuidad y agradecimiento.

* UNIVERSALIDAD DE LA SALVACIÓN: “Epifanía” significa “manifestación”; pero, ¿a quién se manifiesta la Palabra de Dios? ¿con quién desea entablar un diálogo de amistad y de salvación?

El relato evangélico de los Magos de Oriente nos da a conocer que el designio salvador de Dios no se reduce al pueblo judío, o ahora a los cristianos, sino que quiere alcanzar a todas las gentes.

Jesús (¡Dios salva!) es la estrella que brilla en el firmamento, para iluminar y guiar a toda la humanidad, representada en los Magos que vienen de países lejanos. Por eso, la Epifanía es la celebración de la universalidad: Os anuncio una gran alegría, que lo será para todo el pueblo: Os ha nacido un Salvador.

* GRATUIDAD DE LA SALVACIÓN: Jesús es el mayor don que Dios puede hacernos y lo hace por puro amor gratuito. El Niño de Belén, en medio de su pobreza, es el mayor de los aguinaldos y el don que más nos puede enriquecer: Cristo, siendo rico, se hizo pobre para enriquecernos en su pobreza.

* AGRADECIMIENTO DE LOS MAGOS: Los Magos encuentran a Dios no en el esplendor del palacio ni en la riqueza, sino en un recién nacido, débil y pobre, en brazos de una mujer sencilla; ellos reconocen que Dios se manifiesta en la humildad y en la debilidad: Cristo, siendo de condición divina, se despojó de su grandeza, tomó la condición de esclavo… (Flp 4, 7).

Los Magos entonces caen de rodillas ante el Niño en señal de adoración y, llenos de agradecimiento, sin esperar nada a cambio, simplemente porque quieren al Niño, le ofrecen sus regalos.

* VIVIR EL AGRADECIMIENTO Y LA GRATUIDAD: Dios actúa gratuitamente. Los Magos, además de agradecidos, obran también con gratuidad. Esta actitud nos está invitando, en medio de una sociedad mercantilista en la que todo tiene un precio, a que nosotros vivamos generosamente la gratuidad, sin espera de reciprocidad.

La Escritura nos dice que lo que has recibido gratis, dalo gratis. La fiesta de hoy nos invita a ser agradecidos con Dios y con el prójimo y a que seamos nosotros “reyes magos” para los demás, a que vivamos en actitud de dar y darnos gratuitamente sin esperar contrapartida.

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!