Parroquias

"La comunidad eclesial, aun conservando siempre su dimensión universal, encuentra su expresión más visible e inmediata en la Parroquia. En ella recibimos la riqueza de la comunidad cristiana y de la Iglesia local". Comprendemos las parroquias como una parte de la Iglesia diocesana, con cuyo proyecto y orientaciones nos comprometemos y nuestra acción pastoral se inserta en la pastoral diocesana correspondiente.

El mayor número de hermanos de la Provincia desempeña hoy su misión evangelizadora en parroquias y afirmamos que el apostolado parroquial no es contrario a nuestras Constituciones, sino que nuestro carisma y el servicio a la Iglesia diocesana son dos aspectos que se enriquecen mutuamente. Por eso, en nuestra colaboración con la iglesia local, valoramos el bien recibido y somos conscientes de la aportación específica que podemos ofrecer como miembros de nuestra Congregación.

Queremos hacernos presentes desde los valores y características de nuestra vocación y misión:* Anunciar el Evangelio en clave del Amor de Dios, expresado en los corazones de Jesús y de María, especialmente por los pobres, los afligidos, los marginados y los que no conocen la Buena Noticia.

        · Transmitir un talante misionero y universal.

        · Buscar la transformación del corazón humano, movidos por nuestro espíritu reparador y ser agentes de comunión en nuestra sociedad, creando lazos de solidaridad con los hombres y mujeres víctimas de la injusticia y del pecado del mundo.

        · Alimentar la fe de la comunidad parroquial desde la Palabra y los Sacramentos, especialmente la Eucaristía.

        · Manifestar la unidad congregacional como Hermanos, Hermanas y Laicos.

        · Promover el espíritu de familia con la comunidad parroquial, y compartir con ella nuestra vida comunitaria y fraterna.

Concretados en este estilo

        · Consideramos las parroquias como lugares de encuentro de personas, creyentes especialmente y otras que buscan un sentido en sus vidas.

        · Procuramos acompañar esos caminos de búsqueda desde la fe y nuestra espiritualidad.

        · Mantenemos un talante de cordialidad, intentando llegar al corazón de la persona

Líneas de acción

Ponemos de relieve las siguientes prioridades:

Corresponsabilidad con los laicos

        · Dar los pasos concretos para que asuman las responsabilidades y el liderazgo que les son propios.

        · Cuidar de modo especial la formación.

Pastoral Juvenil y Vocacional

        · Ayudar a los jóvenes a discernir su vocación y optar por el seguimiento de Jesús en el compromiso laical, en el ministerial o en la vida religiosa.

        · Abrir nuestras comunidades religiosas a los jóvenes que deseen conocer nuestra vida.

Marginación

        · Trabajar con los ancianos, enfermos, solos, inmigrantes, transeúntes... según las características de cada una de las parroquias.

        · Favorecer el voluntariado en aquellas obras de marginación encomendadas a la Provincia.

Rama Secular

        · Animar e impulsar la implantación y acompañamiento de la Rama Secular.

Medios e instrumentos

        · La Formación Permanente ofrecida por la Diócesis o por la Congregación.

        · El trabajo en equipo con los responsables de las distintas actividades parroquiales.

        · Las reuniones periódicas de los que trabajan en parroquias; jornadas de pastoral; semanas congregacionales.

        · Participación en los encuentros arciprestales y diocesanos

        · La relación con otras obras apostólicas ss.cc.

        · Disponibilidad al intercambio.

        · Equipos que puedan dar suficiente continuidad en la acción pastoral.