Noticias

EL P.LEOPOLDO ERASO Y EL ORFEÓN MIRANDÉS



29 de Octubre de 2014
Fernando Kruse
(0) Comentarios

Damos la segunda parte del reportaje de Fernando Kruse, organista, que hizo con motivo de su viaje a Miranda de Ebro. Hoy nos habla del P. Leopoldo Eraso (compañero de los religiosos que trabajamos en nuestra parrouia) y de su relación con el Orfeón Mirandés.


 

(El órgano de la Congregación de los Sagrados Corazones de Miranda de Ebro /2)

EL P. LEOPOLDO ERASO Y EL ORFEÓN MIRANDÉS

En esta segunda parte sobre el órgano de la iglesia de los Sagrados Corazones de Miranda de Ebro quiero señalar primeramente que no es posible separar este instrumento del Coro “José de Valdivielso” u Orfeón Mirandés, al que acompañó en muchas ocasiones. Además, está íntimamente ligado a la historia personal y musical del P. Leopoldo Eraso Andía, sacerdote de los SS.CC. y Director de Orfeón durante veinticinco años

Este es un relato del cruce de dos historias: la del Orfeón Mirandés y la del P. Leopoldo. Ocurrió en un momento concreto: el año 1971.

El Orfeón “José de Valdivielso” nace el 19 de octubre de 1950 cuando varios entusiastas mirandeses deciden su creación: los hermanos José y Manuel de Valdivielso, Juan Arranz, Gregorio Solabarrieta, Germán Vidondo y Antonio Calzada quienes realizan la convocatoria para que se integren en la nueva agrupación quienes cuenten con la afición y cualidades necesarias.

El P. Leopoldo nace en Olite (Navarra) en el año 1933. Premonitoriamente, dada su buena voz y condiciones, su tío Félix Andía, solía llevarlo al café, en Tafalla y, mientras se tomaba su cerveza, subía al niño Leopoldo en una mesa y le espetaba: ¡canta! Cosa que el niño hacía captando la atención de los presentes.

D. Gregorio Solabarrieta Balanda, por entonces Director de la Banda Municipal de Música de la ciudad, se pone al frente de la masa coral rápidamente formada por más de noventa aficionados. Y ya para el 22 de noviembre - día de Santa Cecilia- se presenta ante el público mirandés, junto a la Banda Municipal y la Rondalla Mirandesa. Al año siguiente actúan en el Teatro Apolo de la localidad. Pronto las ciudades cercanas, Burgos, Soria, Medina de Pomar, etc, oirán de cerca a la agrupación. En octubre de 1952 viajan a tierras andaluzas, actuando en Jaén y Granada y, a su regreso, en Madrid ante los micrófonos de R.N.E. En 1953 vuelve a actuar en la capital de España en la 1ª Feria Internacional del Campo y en 1954, en Bilbao, obtiene un primer premio de coros en un certamen navideño. Toledo y su catedral supone otro de los momentos cumbres en esta primera etapa en1957¬.

En este tiempo, el P. Leopoldo estudia en Miranda y en El Escorial de camino a su ordenación como sacerdote de los SSCC. Una parte de su “formación física”, nos relata, era la de pedalear en el órgano alimentando de aire los enormes fuelles del instrumento a la par que oír la música que en él se tocaba.

En octubre 1959 , D. Victorino Bell Castell, director de la Banda de Haro, sustituye a D. Gregorio Solabarrieta al frente de la masa coral. En 1961 nuevo viaje a Madrid invitado por la Casa de Burgos y RTVE. Especial recuerdo merece el viaje a tierras gallegas con motivo del Año Santo Compostelano de 1965. Siguen actuaciones en localidades cercanas como Haro y Reinosa.

En Junio de 1967 se produce un nuevo cambio de titular tomando la batuta D. Manuel Celdrán Gomáriz. En 1971 el Orfeón pasa por momentos delicados por la renuncia de su director. Gracias al entusiasmo de D. Juan Arranz y algunos directivos se halla la solución en el convento de los Sagrados Corazones y en la persona del P. Leopoldo Eraso Andía. Durante veinticinco años él fue director, amigo, compañero y consejero de la gran familia de orfeonistas que se ha venido sucediendo, y ha otorgado al Orfeón de un gran nivel artístico y dotado de un extenso repertorio de música clásica, popular y religiosa.

Aunque él era la figura predominante, su labor de director muchas veces estaba oculta: seleccionar las músicas para cantar de entre los muchos libros y colecciones existentes, organizar las actuaciones, los traslados de los cantantes, copiar las partituras de cada cuerda y una copia para cada cantante... a mano. Con él, el nombre de Miranda y de su Orfeón se ha paseado por multitud de lugares de nuestra geografía y el extranjero: Valladolid, Fuentesaúco, Olite, Calahorra, Barcelona, Ponferrada, León, Noja, Guardo, Madrid, Roma, La Rioja, etc.

Por ausencia temporal, dada su condición de religioso, se hizo cargo temporalmente de la dirección D. Cipriano Larrañaga Juaristi excelente cantante y compositor, entre los meses de enero y mayo de 1984, salvándose con éxito los compromisos adquiridos. Regresado el titular P. Leopoldo, se actúa en Palencia, en el II Encuentro de Corales de Castilla y León, en el Certamen de Polifonía Sacra (Segovia, 1989), Egea de los Caballeros, Autol, Burgos, Vitoria, Haro, Vic, etc…, y en otros prestigiosos certámenes dejando constancia de su buen hacer

Por su constancia, su buen y su entrega el P. Leopoldo ha recibido, en agradecimiento, no pocos premios, destacando el de reconocimiento el de los sesenta años de la fundación del Coro y el sus veinticinco años al frente de él.

Actualmente el Coro continúa su labor, pudiendo verse su actividad reciente, repertorio e integrantes, entre otros apartados, en su página web: http://www.orfeonmirandes.com/home

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!